En la carrera por la vacuna contra el nuevo coronavirus (COVID-19), España tiene algo que decir. Los científicos están desarrollando cinco proyectos, siendo uno del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) el más avanzado en la materia y que en un mes comenzará a experimentarse en roedores.

Desde que fue detectado el primer infectado de COVID-19 en el país europeo el pasado 31 de enero, se han confirmado más de 288 mil contagiados y superan los 28.400 fallecidos, siendo una de las regiones más afectadas por la pandemia en el mundo.

Para finales de este años iniciarían las pruebas en seres humanos y, si los resultados positivos, las primeras dosis estarían listas entre la primavera y verano del 2021. Las mismas serían destinadas para los colectivos más vulnerables frente a la enfermedad, mientras que para una producción masiva habría que esperar para final del mismo año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *