El Gobierno de Australia ha decidido adoptar medidas más drásticas debido a la pandemia de la COVID-19 y ha anunciado a todos sus residentes que estará prohibido viajar a Estados Unidos y Europa. Esta orden estará vigente, de momento, hasta 2022.

Así lo ha adelantado el ministro de Turismo, Simón Birmingham. Esta decisión viene cuando Europa vive inmersa en una segunda ola de COVID-19 y mientras Estados Unidos registra una media de 47.000 nuevas infecciones por día.

A los australianos se les había prohibido salir del país desde el 17 de marzo y hasta el 17 de diciembre, a menos que vayan por más de tres meses o tengan una exención. La semana pasada ya se adelantó el bajo índice de viajes previsto para 2021 y se estipuló que sólo se podrían realizar viajes esenciales al extranjero, en lugar de vacaciones.

Además, según el gobierno australiano, la vacuna para la población no estará disponible hasta finales de 2021, por los que los viajes al extranjero ‘seguirán siendo bajos’ hasta entonces y se mantendrán las medidas de distanciamiento social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *