“Reduzcan el número de personas con las que se ven dentro y fuera de casa. Eviten los viajes que no sean realmente necesarios, las fiestas. Por favor, mientras sea posible permanezcan en casa y en su lugar de residencia”, ha pedido Angela Merkel a todos los alemanes este sábado en su habitual video mensaje de los fines de semana.

“Sé que, además de sonar duro, en casos individuales representa un duro sacrificio”, ha señalado la canciller, quien inmediatamente, ha asegurado que estas medidas son temporales y se hacen por interés propio y de la sociedad con el objetivo de permitir que los colegios y las guarderías sigan abiertos y que la economía y los puestos de trabajo no se vean más afectados.

Merkel, científica de formación, ha asegurado que “la ciencia nos lo dice con claridad: la propagación del virus depende directamente del número de contactos que mantengamos, de los movimientos de cada uno”.

Por eso, pidió a los alemanes reducir el contacto social al máximo para poder facilitar el rastreo de contagios y frenar el elevado número de casos, ya que, en las últimas 24 horas, Alemania ha registrado 7.830 nuevos positivos y 33 muertos, la cifra de contagios más alta desde el inicio de la epidemia. “Si cada uno de nosotros reduce durante un tiempo los contactos fuera de nuestras familias, entonces, podemos parar la tendencia del crecimiento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *