Austria ha convocado al personal docente de primaria y secundaria, así como de guarderías, a someterse a pruebas rápidas de antígenos el 5 y 6 de diciembre, antes de la previsible reapertura de los centros educativos, cerrados en todo el país desde el pasado martes.

El objetivo de testar a los más de 200.000 maestros y profesores del país europeo es parte de un plan de pruebas masivas (aunque voluntarias entre la población) inspirado en las que hizo Eslovaquia con el fin de sacar de circulación al máximo número de contagiados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *