Brasil confirmó en su último informe del avance de la pandemia 32.622 nuevos contagios de COVID-19 y 375 víctimas mortales, según informó el Ministerio de Salud.

El informe oficial indicó que entre el viernes y el sábado la nación suramericana, una de las tres más afectadas en el mundo por la pandemia junto a Estados Unidos e India en cifras absolutas, quedó al borde de los 169.000 muertos.

Desde el primer contagio, el 26 de febrero, y de la primera muerte, el 12 de marzo, ambos en Sao Paulo, el país suma ahora 6.052.786 casos confirmados y totaliza 168.989 muertos.

Según el informe, en la nación de poco más de 210 millones de habitantes se han recuperado 5.429.158 pacientes del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, lo que supone el 89,6 % del total de infectados.

Otros 454.639 pacientes se encuentran en acompañamiento médico en hospitales o en sus residencias después de haber dado positivo en las pruebas clínicas.

Así, hasta el sábado, el país registra una tasa de mortalidad de 80,4 decesos y una incidencia de 2.880,3 personas infectadas por cada 100.000 habitantes.

El estado de Sao Paulo, el más poblado del país con 46 millones de habitantes y localizado en la región Sudeste, sigue siendo la región con más casos confirmados (1.205.435) y muertes (41.256).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *