El papa Francisco pidió este domingo a los jóvenes que no se dejen “domesticar por la homogeneización ni anestesiar por los mecanismos de consumo que desactivan la originalidad” y les animó a amar y a ayudar al prójimo para ser más felices.

“Elegir, especialmente hoy, es no dejarse domesticar por la homogeneización, es no dejarse anestesiar por los mecanismos de consumo que desactivan la originalidad, es saber renunciar al aparentar y al mostrarse. Elegir la vida es luchar contra la mentalidad del usar y tirar y del todo y rápido”, dijo Francisco, durante la misa celebrada en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *