Ocho presos murieron y otros 71 resultaron heridos en Sri Lanka, donde los presos se amotinaron para protestar contra la propagación de casos de coronavirus en sus instalaciones, dijeron las autoridades hoy. Las prisiones de Sri Lanka han estado en crisis durante semanas, ya que el número de casos de COVID-19 ha aumentado y las autoridades han prohibido las visitas.

Dos prisioneros infectados han muerto y más de 1.200 prisioneros y guardias han sido infectados, dijeron las autoridades.

Los reclusos de la prisión de alta seguridad de Mahara cerca de Colombo se amotinaron durante la noche de domingo a lunes después de prender fuego a cocinas y un edificio administrativo y tomar como rehenes a dos guardias, dijo la policía. Esta mañana, todavía se podían escuchar disparos intermitentes, ya que unos 800 miembros de las fuerzas de seguridad recuperaron el control de la prisión.

El motín en la prisión, que alberga a unos 10.000 presos, estalló cuando la cantidad de infecciones por coronavirus allí superó los 180, dijeron las autoridades. Sri Lanka ha confirmado 116 muertes por Covid-19, y las infecciones han llegado a 23.484.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *