Este domingo 17 de enero, se dio a conocer públicamente la noticia acerca del pronunciamiento por parte de la Diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela, Delsa Solórzano, en la cual destacó que abrir un conecionario de autos internacionales caros ante una crisis tan profunda solo demuestra que buscan lavar millones de dólares producto de corrupción y están desesperados.

Asimismo, Solórzano, recalcó: “Ayer, mientras los maestros protestaban por ganar un salario de hambre de dos dólares, se inauguraba un concesionario Ferrari, donde el carro más barato cuesta 300 mil dólares”

Finalmente, Solórzano, añadió: “el país está en una crisis de múltiples dimensiones que sufre principalmente por desnutrición y enfermedades sin atender por falta de medicamentos, no estamos en una situación para traer carros caros”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *