El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha avisado a los países más desarrollados que “el dinero no servirá para acabar con la pandemia ni para vacunar a la población”.

“Aunque se tenga dinero, si no se puede utilizar para comprar vacunas no sirve para nada”, ha señalado tras reunirse con el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, que ha prometido 1.500 millones de euros para el mecanismo COVAX.

Sin citar nombres, Adhanom ha informado de que algunos países ricos se habían puesto en contacto directamente con los fabricantes de vacunas para llegar a acuerdos y, al hacerlo, habían reducido la cantidad disponible para COVAX.

“Si no vencemos al virus en todo el mundo, no podremos derrotarlo. Siempre tendrá sitios donde podrá desarrollarse con nuevas variantes y contraatacar”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *