El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ha anunciado este miércoles la incorporación de la vacuna desarrollada por el laboratorio chino Sinopharm a la lista de fármacos que ya se están suministrando en el país europeo, que cuenta también entre su abanico de opciones con la rusa Sputnik V.

Un hito inédito dentro de la Unión Europea (UE) y que llega después de que el regulador sanitario húngaro aprobase su uso de emergencia a finales de enero. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) no ha avalado aún el uso de la vacuna a nivel continental, pero Hungría se agarra al margen de maniobra que le concede la UE para negociar sus propios contratos al margen de la Comisión Europea. En el caso del fármaco chino, ya ha adquirido cinco millones de dosis, suficientes para inmunizar a una cuarta parte de la población.

Las autoridades prevén suministrar 275.000 dosis de la vacuna china en la próxima semana, al tiempo que seguirá repartiendo la Sputnik V y los fármacos que sí ha aprobado la EMA para toda la UE: el de Pfizer/BioNTech, el de Moderna y el de AstraZeneca.

Hungría ha registrado más de 410.000 casos de coronavirus, entre ellos 2.855 confirmados en las últimas 24 horas. Las autoridades sanitarias estiman que hay más de 82.000 casos activos y más de 14.500 enfermos han perdido la vida, 102 más que en el balance publicado el martes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *