La legendaria actriz, Jane Fonda, recibió este domingo el premio honorífico Cecil B. deMille en los Globos de Oro, donde reivindicó el poder esencial de las historias en la sociedad actual y pidió a Hollywood un esfuerzo para que aumente la diversidad de sus voces.

“Somos una comunidad de narradores. Y en momentos turbulentos y de crisis como este, las historias siempre han sido esenciales (…) Pueden cambiar nuestros corazones y nuestras mentes. Pueden ayudarnos a ver al otro de una manera diferente”, dijo.

Fonda, que acudió al escenario de los Globos de Oro en Los Ángeles, citó como ejemplos recientes que Minari le ayudó a entender la perspectiva de los inmigrantes y apuntó que con películas como Judas and the Black Messiah aumentó su empatía por el racismo que sufre la población negra.

“Las historias realmente pueden cambiar a la gente”, dijo Fonda, que asimismo instó a Hollywood a hacer un esfuerzo por la diversidad y la inclusión. Tema y eje central de la ceremonia de este domingo.

La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) premió a Fonda no solo por su espléndida carrera en el cine (tiene dos Oscar por Klute, 1971, y Coming Home, 1978) sino también por su larguísima trayectoria como activista, que en los últimos años se enfocó en la lucha contra la crisis climática.

El premio Cecil B. deMille, que distingue una gran trayectoria en la gran pantalla, ha reconocido en el pasado a estrellas como Meryl Streep, Robert De Niro, Audrey Hepburn, Harrison Ford, Jodie Foster, Sophia Loren, Sidney Poitier, Steven Spielberg, Denzel Washington y Robin Williams.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *