El presidente argentino, Alberto Fernández, evoluciona de manera favorable ante la COVID-19 y se encuentra asintomático tres días después de que se conociera que contrajo la enfermedad, indicaron fuentes oficiales.

En un comunicado, la Unidad Médica Presidencial aseguró que está “con signos vitales dentro de los parámetros normales”. Asimismo, recalcó que “el cuadro clínico sigue siendo leve”, de la misma manera que lo fue en los días pasados.

“Seguirá cumpliendo el aislamiento obligatorio y bajo estricto control médico a cargo de la Unidad Médica Presidencial”, agregaron desde el cuerpo médico que está a cargo de la salud del mandatario argentino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *