Estados Unidos descartó que vaya a crear un pasaporte de vacunación federal o a exigir que los estadounidenses que estén inmunizados contra la COVID-19 adquieran una credencial concreta, algo que ha generado profundas divisiones en el país.

“El Gobierno no apoya un sistema que requiera que los estadounidenses lleven una credencial (…) No habrá ninguna base de datos federal sobre vacunaciones ni ningún mandato federal que requiera que todo el mundo obtenga una credencial de vacunación única”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *