Haití, uno de los únicos cuatro países del mundo que no ha comenzado a vacunar contra la COVID-19, rechaza la vacuna del laboratorio AstraZeneca que le ha ofrecido la Organización Mundial de la Salud (OMS) mediante el mecanismo COVAX, dijo a Efe una fuente gubernamental.

La fuente, que requirió el anonimato, explicó que el Gobierno ha declinado recibir la vacuna de AstraZeneca por “el revuelo mundial que hay en torno a ella”, al considerar que la población del país “no la va a aceptar”.

Las autoridades haitianas han pedido a la OMS que envíe al país vacunas de otros laboratorios, pero la organización de momento es “recalcitrante” para ofrecer una alternativa y está intentando “presionar” a Haití diciendo a las autoridades que “los plazos se agotan”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *