La presión en los hospitales franceses por la COVID-19 continuó aumentando este martes, como viene ocurriendo desde comienzos de marzo, al superarse los 30.000 internados, y también subieron los enfermos en las unidades de cuidados intensivos.

Un total de 30.639 personas estaban hospitalizadas hasta la última jornada por la pandemia. La cifra es inferior a los 33.500 del pico de la segunda ola a mediados de noviembre. De acuerdo a cuidados intensivos, los internados hasta la fecha son 5.626.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *