China destituyó hoy al líder del Partido Comunista en Ruili (suroccidente del país) por negligencia en el enfrentamiento al rebrote de la COVID-19 que agobia a esa ciudad y dejó más de 120 enfermos desde la semana anterior.

Un breve reporte de prensa informó sobre la remoción de Gong Yunzun de su cargo en dicha localidad, que en esta jornada sumó 12 nuevos casos entre confirmados y asintomáticos.

Ruili es fronteriza con Myanmar y la complejidad de la situación sanitaria la obligó a desarrollar en menos de una semana otra ronda de chequeos masivos de salud en busca de portadores silenciosos de la patología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *