El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, ha asegurado que abril será “un mes decisivo” en la lucha contra la pandemia, en el que espera que se apruebe la última prórroga del estado de emergencia que permanece en vigor desde noviembre de 2020.

Portugal ha superado el miércoles el umbral de los 825.000 casos de coronavirus, para alcanzar en concreto los 825.031, según datos de la Dirección General de Salud. Las autoridades sanitarias han incorporado 663 positivos más al balance, así como tres fallecimientos que elevan a 16.890 las víctimas mortales de la COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *