Al menos siete personas más murieron en una nueva jornada de protestas antigolpistas en Myanmar, según reportes de medios locales.

Las fuerzas de seguridad abrieron fuego este miércoles contra los manifestantes en la ciudad noroccidental de Kale, donde según las publicaciones Mizzima e Irrawaddy hubo cinco víctimas mortales y varios heridos.

Otros dos manifestantes murieron en la ciudad de Bago, cerca de Yangon (sur), de acuerdo con la página digital Myanmar Now.

Hasta el momento, más de 580 personas han muerto desde el Golpe de Estado del 1 de febrero, según el grupo de activistas Asociación de Presos Políticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *