Los presidentes de las regiones y la ultraderechista Liga, que apoya al Gobierno de Mario Draghi, piden con insistencia que se retrase una hora el inicio del toque de queda impuesto a las 22.00 horas locales con el fin de permitir que las actividades de restaurantes, cines y teatros que abrirán a partir del próximo lunes tengan un margen mayor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *