El vicepresidente de la Federación Nacional de Ganaderos (FEDENAGA), Luis Prado, el cobro de vacunas es el menor de todos los problemas de inseguridad que afectan al sector agropecuario nacional, pues mucho más grave es el tema de las invasiones y el de la escasez del diésel.

El vocero del sector ganadero destacó que tanto el tema del diésel y la gasolina generan al sector dos problemas muy graves como lo son el traslado del productor hasta su unidad de producción. Si esto no ocurre, no hay eficiencia ni productividad y se incrementan delitos contra las propiedades de productores agropecuarios, adicionalmente, si no se cuenta con diésel, se produce la paralización de equipos que son apoyo vital para la producción primaria.

Destacó que entre 75 y 80 % del equipamiento que necesitan los productores agropecuarios de Venezuela se mueven con plantas matrices que funcionan con combustible, y que aproximadamente 85 % de esta maquinaria está paralizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *