El régimen de Nicolás Maduro aumentó el sueldo mínimo de 1.200.000 a 7.000.000 bolívares para los empleados públicos, a partir del pasado 1 de mayo.

El ajuste salarial “efectivamente, va a tener un impacto sobre la aceleración de precios”, explicó el economista Aarón Olmos en Unión Radio. La decisión también estimulará el alza en el tipo de cambio.

“Venezuela va a ser un país hiperinflacionario hasta que no se revierta el caos financiero”, se deben revisar las políticas económicas de la administración Nicolás Maduro para reimpulsar el mercado nacional.

El economista señaló que Venezuela tiene un “entorno multimoneda” y no una dolarización formal. Sin embargo, “los bolívares siguen quedando para pagar los cambios en las transacciones con dólares”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *