En Brasil, el segundo país con más muertos por coronavirus, la suma de la lenta vacunación, una reapertura prematura de la economía y el potencial de la variante Delta, identificada por primera vez en India, auguran una tercera ola de contagios de COVID-19.

Algunos expertos señalan que una tercera ola del COVID-19, más letal que las dos primeras, puede ocurrir en Brasil en junio, mes en el que el país será anfitrión de la Copa América, un torneo regional de fútbol por el que recibirá a 10 selecciones nacionales con sus delegaciones, así como a voluntarios y más de 2.000 periodistas.

Otros especialistas aseguran que en Brasil. No se puede hablar de olas, porque jamás en los 16 meses de la pandemia se sofocó la circulación del virus hasta rebajar al mínimo las muertes y los contagios, como ocurrió en los países europeos. Esto se puede atribuir al presidente Jair Bolsonaro y su campaña contra las cuarentenas por su daño económico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *