El próximo 24 de junio, representantes de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y del Centro del Caribe para los Derechos Humanos sostendrán una reunión virtual en la que abordarán la situación de los migrantes venezolanos y personas privadas de libertad en Trinidad y Tobago.

Los ciudadanos venezolanos que huyen de la situación económica y política que sufre su país han estado llegando al país insular, tanto legal como irregularmente, durante los últimos años. Desde el estado Sucre o Delta Amacuro, muchos venezolanos emprenden viajes clandestinos la isla.

Más de un centenar de venezolanos habían desaparecido entre 2018 y 2019, según datos de la oposición mientras que el régimen de Nicolás Maduro no ha divulgado un balance oficial al respecto.

Según estimaciones de la ONU, más de cinco millones de venezolanos salieron desde 2015, de los cuales unos 25.000 eligieron como destino Trinidad y Tobago, país que asegura que facilitó el registro a 16.000 venezolanos.

En medio de la pandemia, los venezolanos sufren cada vez con mayor dureza el impacto del COVID-19 en la isla, donde el desempleo golpea con mayor intensidad a los extranjeros. Según ONG, la disminución de puestos de trabajo se ha traducido también en una falta de ingresos para los venezolanos, que luchan cada día para cubrir los gastos de alquiler y comida.

Redacción NTN24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *