India se ha convertido este jueves en el primer país en notificar más de 6.000 muertos por coronavirus en un día, cifra que se ha visto impulsada por una revisión de los datos en el estado de Bihar y que hace que el país roce el umbral de los 360.000 decesos.

El Gobierno ha señalado en su balance que durante las últimas 24 horas se han notificado 94.052 casos y 6.148 fallecidos, lo que eleva los totales a 29.183.121 y 359.676, respectivamente.

La cifra de positivos supone el tercer día consecutivo en que el país asiático está por debajo de la barrera de los 100.000, tras cerca de dos meses por encima de este umbral, periodo en el que superó durante tres semanas los 300.000 casos y durante dos días los 400.000 contagios diarios.

Asimismo, el Gobierno ha manifestado que en estos momentos hay 1.167.952 casos activos, 63.463 menos que el día anterior, y ha cifrado en 27.655.493 el total de personas recuperadas de la COVID-19, incluidas 151.367 durante el último día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *