Las autoridades chinas aprobaron este viernes que los menores de entre 3 y 17 años puedan optar a ser inoculados con las vacunas aprobadas para uso de emergencia contra la COVID-19 en el país.

Según la agencia de noticias oficial Xinhua, los antígenos desarrollados por las farmacéuticas locales Sinopharm y Sinovac han demostrado ser seguros en personas de esa franja de edad tras pruebas clínicas y revisiones por parte de expertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *