El dirigente Enrique Márquez siempre ha creído que la solución a la crisis de su país pasa por el voto y hoy, como vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), busca allanar el camino para lograr levantar las inhabilitaciones y medidas políticas que afectan a la oposición.

Desde su despacho en el CNE, Márquez, también presidente de la Comisión de Participación Política y Financiamiento del CNE, aseguró que se encuentra “interactuando” para conseguir una solución a las inhabilitaciones de opositores que, entre los más conocidos, se cifran en unos 30.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *