La Policía Nacional de Perú desarticuló una banda que pedía hasta 82.000 soles (unos 17.000 euros) por una cama en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en un hospital público de Lima para pacientes graves con la COVID-19.

El ministro de Salud, Óscar Ugarte, expresó, que es “abominable que alguien pueda negociar con camas UCI” y remarcó que “ahí la sanción tiene que ser drástica“. Los integrantes de la banda son funcionarios del hospital Almenara, administrado por el seguro social Essalud y por lo tanto de acceso gratuito, que estaban a cargo del ingreso de pacientes a las camas UCI.

Ugarte agregó que “el ministerio de Salud va a contribuir y las nuevas autoridades también“, al esclarecimiento de esta denuncia. La Policía Nacional detuvo la madrugada de este miércoles a nueve personas investigadas por esta denuncia, presentada por la familia de un paciente que requería ser ingresado en UCI. Entre los denunciados están el coordinador de la Red de Salud Almenara, Pedro Pino Gonzales, y la tesorera de la organización no gubernamental Donantes de Esperanza, Ana Aróstegui Girano. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *