La variante Delta del coronavirus es la que más preocupación despierta a día de hoy entre las autoridades sanitarias de todo el planeta. Se trata de una mutación más transmisible que la original, lo que aumenta las posibilidades de contagio entre los ciudadanos.

Pero la situación podría empeorar, tal y como advirtió el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus. Durante un discurso en la sesión del Comité Olímpico Internacional (COI), señaló que existe la posibilidad de que aparezcan nuevas cepas que podrían resultar “incluso más peligrosas que Delta“.

Cuanta más transmisión, más variantes surgirán con el potencial de ser aún más peligrosas que la variante Delta, que está causando tanta devastación ahora. Y cuantas más variantes, mayor será la probabilidad de que una de ellas evada las vacunas y nos lleve a todos de vuelta al punto de partida. Nadie puede sentirse seguro hasta que todos estemos a salvo“, añadió el dirigente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *