El Gobierno del Reino Unido quiere que se introduzcan “cambios significativos” en la implementación del protocolo norirlandés y desea abordar “de manera urgente” sus planes con la Unión Europea, según indicó este miércoles el negociador jefe para los asuntos del Brexit, David Frost.

En una declaración ante los Lores, Frost apuntó que por el momento ambas partes deberían acordar un “parón” para negociar cómo resolver las cuestiones que plantea ese mecanismo, durante el cual se seguiría aplicando el “periodo de gracia” para el comienzo de los controles aduaneros a las mercancías entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *