Las autoridades de Tokio han registrado 1.979 nuevos casos de COVID-19 en la víspera de la inauguración de los Juegos Olímpicos, una cifra que se sitúa en el nivel más alto en más de seis meses.

El aumento de casos en días recientes ha generado inquietud entre los expertos sanitarios, que temen que la competición deportiva pueda convertirse en un evento súper propagador de variantes altamente contagiosas, como la Delta, que ya acapara un importante porcentaje de los nuevos de Tokio y a nivel global.

La cifra de hoy, la más elevada desde mediados de enero, se registra un día antes de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Tokio, que tendrá lugar sin público por las restricciones vigentes en la capital por la pandemia, y que contará con apenas 950 asistentes VIP y vinculados a los organizadores.

A estas cifras se suman los 12 nuevos casos detectados en la “burbuja” de los Juegos, que se publican por separado. El total de casos vinculados desde este mes a la organización asciende a 87.

Los expertos sanitarios llevan tiempo advirtiendo de que, al ritmo actual, la cifra podría superar los 2.000 para la señalada fecha de la inauguración olímpica y superar los 2.500 en agosto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *