China rechazó este jueves la propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de continuar la investigación sobre el origen de la pandemia en el país asiático, donde se identificaron los primeros pacientes del mundo con COVID-19 a finales de 2019.

El jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, solicitó la semana pasada una auditoría de los laboratorios en las áreas donde se identificaron los primeros casos del coronavirus, una referencia a la ciudad china de Wuhan, hace un tiempo el epicentro de la epidemia.

El viceministro de Salud de China, Zeng Yixin, dijo el jueves que estaba “extremadamente sorprendido” por la propuesta. Es una “falta de respeto por el sentido común y la arrogancia hacia la ciencia“, dijo en una conferencia de prensa.

China reveló a la OMS el 31 de diciembre de 2019 la existencia de un brote de casos de neumonía en Wuhan. Pero Beijing siempre luchó ferozmente contra la teoría de que la COVID-19 podría haber escapado de uno de sus laboratorios, en particular los del Instituto de Virología de Wuhan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *