Los acontecimientos de orden público derivados de las protestas en gran parte del primer semestre del año, pero así mismo la apertura y la reactivación económica han dejado como resultado una situación muy particular en el comportamiento de la economía; con esto, el empleo ha presentado una fuerte volatilidad para el cierre del primer semestre de 2021.

A la fecha, desde que empezamos a sufrir los efectos de la pandemia, en Colombia se han perdido 3.9 millones de empleos a cierre del primer trimestre del año 2021 y 12.2 % número de empresas cerraron de manera definitiva, siendo las pequeñas y medianas las más afectadas“, afirmó Adriana Escobar, socia de CMS Rodríguez-Azuero y líder del área de derecho laboral y pensiones de la firma.

Los sectores de alojamiento y servicios de alimentación, así como aquellos de actividades artísticas, entretenimiento y recreación, han sido los más afectados por la pandemia: para el segundo trimestre del 2020 habían sufrido una pérdida de empleo significativa traducida en un – 26.4 %.

Aun así, para el mismo periodo del 2021, la variación se redujo en un -9.4 %; lo que demuestra que, aunque siguen siendo los empleos más afectados desde la llegada de la COVID-19 a Colombia, estos sectores tuvieron una recuperación significativa respecto a la reactivación de su contratación laboral.

Aunque esto es positivo, en un panorama más general, no se debe olvidar que la tasa de desempleo nacional a cierre del mes de mayo de 2021 fue de 15.6%, frente al 21.4% del mismo periodo del año pasado, resultando en una positiva disminución en el desempleo, traducida en una tasa porcentual del 5.8 %“, sostuvo Escobar.

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE, la brecha laboral y de empleabilidad entre hombres y mujeres sigue siendo favorable para los primeros, teniendo en cuenta que, en cuanto a reactivación del empleo, el 57.3 % de los hombres se ha reactivado de manera dependiente y el 51.2 % de las mujeres de forma independiente. También, se puede encontrar una diferencia significativa entre las contrataciones del sector público y privado, en donde los hombres llevan la delantera en este último sector con un 58.4 % y las mujeres, en el sector público, arrojan un 54.1 %.

Aunque la formalidad femenina en materia laboral aumento positivamente, derivado de la reactivación de los sectores que más las emplean (sector público y en especial el sector justicia y de la salud), respecto al cierre de mayo de 2021 hay una leve disminución en el empleo dadas las condiciones políticas y sociales que afectaron las tasas de empleo en los meses de abril y mayo.

RCN RADIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *