El Gobierno de Italia ultima sus planes sobre el uso del pasaporte sanitario en espacios públicos, con la pandemia al alza, y se espera un decreto con las nuevas disposiciones tras un Consejo de Ministros hoy.

El uso del pasaporte sanitario para acceder a espacios públicos, como ha hecho Francia, lleva días suscitando debate entre los partidarios de recurrir a ello y los contrarios, que preferirían hacerlo solo en casos de extrema necesidad.

Por el momento no hay ninguna medida tomada pero la idea de Draghi, que deberá escuchar hoy a su comité científico, es obligar a presentar el certificado antes de acceder a lugares cerrados como teatros o restaurantes o viajar largas distancias en tren o autobús.

La medida entrará en vigor como muy tarde el 1 de agosto y para empezar se requerirá haber recibido solo una dosis de la vacuna.

Italia vive un repunte de contagios durante las últimas semanas que ha encendido el debate sobre la introducción del pasaporte sanitario, con 4.259 contagios registrados en las últimas 24 horas, unas cifras que doblan las del mismo día de la semana anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *