El primer juicio vinculado al escándalo de los sobornos pagados por familias para asegurar el acceso de sus hijos a prestigiosas universidades de Estados Unidos arrancó este lunes, con dos padres sentados en el banquillo.

Gamal Abdelaziz, un exejecutivo de casinos, y John Wilson, un ejecutivo de un fondo de inversión, están acusados de haber pagado cientos de miles de dólares para que sus hijos pudiesen estudiar en la Universidad del Sur de California (USC).

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *