El presidente de la República Checa, el socialdemócrata Milos Zeman, ha dado positivo en un test de COVID-19 y ha sido internado en un hospital de Praga en la tarde de este jueves, pocas horas después de ser dado de alta de una hospitalización de 46 días por una insuficiencia hepática.

Zeman se sometió a una prueba de diagnóstico en su residencia oficial de Lány, a la que se trasladó desde la clínica en la que pasó las últimas semanas, en parte en cuidados intensivos.

La infección con el SARS-CoV-2, que fue confirmada por el portavoz presidencial, y su nueva hospitalización implican que el jefe de Estado cancela su programa político.

El principal punto de su agenda de mañana iba a ser el nombramiento del conservador Petr Fiala, ganador de las elecciones legislativas de octubre, como nuevo primer ministro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *